Pol

Nombre (o pseudónimo): Leonardo Gómez Haro (Pol)

leogoha@esc.upv.es

Título y autor del libroEl sabueso de los Baskerville, de Arthur Conan Doyle

Fragmento ilustrado:

Entonces sucedió una cosa extrañísima e inesperada. Nos habíamos levantado de nuestras rocas y nos preparábamos para regresar a casa, después de abandonar la caza imposible. La luna, baja, brillaba a la derecha, y bajo la curva inferior de su disco de plata se elevaba el pináculo aserrado de un tormo de granito. Entonces, en lo alto del tormo, en el fondo brillante, se recortó la figura de un hombre, negra como una estatua de ébano. No crea, Holmes, que se trata de una ilusión. Le aseguro que jamás en mi vida he visto nada con mayor claridad. Por lo que puedo juzgar, la figura pertenecía a un hombre alto y delgado. Permanecía con las piernas ligeramente separadas, los brazos cruzados, la cabeza inclinada, como si estuviera pensando en el enorme desierto de turba y granito que se extendía tras él. Podría haber sido el propio espíritu de aquel terrible lugar. No se trataba del prisionero, ya que este hombre se encontraba a mucha distancia de donde el otro había aparecido. Además, su estatura era muy superior. Con una exclamación de sorpresa, se lo señalé al baronet, pero en el instante en que me volví para tomarle del brazo, el hombre había desaparecido. El agudo picacho de granito seguía allí, cortando aún el borde inferior de la luna, pero no quedaba ya rastro de la figura silenciosa e inmóvil.

Entrevista:

¿Por qué escogiste ese libro para tu ilustración y ese pasaje en particular?

Porque me parece un libro modélico como novela de intriga y misterio, y porque el pasaje que he escogido fue el que me empujó a hacer el primer dibujo que, siendo yo todavía muy joven, hiciera plenamente consciente de querer dedicarme a esto de mayor.

¿Cuándo leíste el libro? ¿Qué sensación guardas de esa primera lectura?

Acabo de decir que leí el libro siendo yo todavía muy joven, y no voy a desdecirme ahora. Creo que tenía 12 o 13 años. De su primera lectura guardo una sensación de arrebatado espeluzno.

¿Tuviste clara la imagen desde un principio o fue un proceso de definición, de concreción, de la imagen final?

Tuve la imagen clara desde el principio porque la escena está descrita con absoluta claridad. Conforme se lee, surge la imagen en la cabeza. El problema es que uno sea capaz, o no, de que esa imagen de origen que surge en la lectura se traslade luego con fidelidad y pericia al papel. Pero ese es otro asunto.

¿De qué elementos esenciales partiste, qué es lo que tenías claro que debía aparecer; cuál es el centro de la ilustración, en definitiva?

El centro de la ilustración, aunque quede a la derecha según se mira, y se vea muy pequeña, es la silueta amenazante y enigmática que se recorta sobre la curva inferior de la luna llena del fondo. El resto es cielo estrellado y una amalgama de manchas que se limitan a sugerir el enorme desierto de los páramos en sombra que se extendía ante ella.

Cuéntanos cómo has ido elaborando la ilustración. ¿Has hecho uno o varios bocetos?

La primera versión de la ilustración, como ya he dicho, la hice hace mil años. Lo que he hecho ahora es volver a dibujarla según la conservaba en mi memoria, ya que hace siglos que perdí aquel original pintado con acuarelas.

¿Has añadido o eliminando elementos a medida que ibas definiendo la composición? ¿Crees que ha sido un acierto? ¿Por qué?

Bueno, el asunto es que leí mal las bases de la convocatoria y por eso hice una primera versión en formato vertical. Cuando ya estaba acabado me dí cuenta de mi error, y adapté lo ya hecho a un formato apaisado, con los cambios de escala y parcheados que dicha operación conlleva.

¿Has llegado en algún momento a cambiar radicalmente el planteamiento, has llegado incluso a desechar todo lo hecho y partir de cero con otro dibujo? ¿Por qué?

No. Porque no. Bueno, la verdad es que también probé a poner tonalidades carmesíes en los bordes de las rocas del páramo, como si fuesen brillantes reflejos lunares, ya que imaginé por un momento la luna teñida de sangre. Pero luego se me pasó, porque en el texto dice bien clarito que la luna aquella era plateada.

¿Cómo definirías tu dibujo en relación al relato que has ilustrado?

¿Ilustrativo? ¿Innecesario?

¿Qué técnica has utilizado? ¿Es la que usas habitualmente? ¿Utilizas otras?

En realidad esta ilustración sigue la técnica del collage. Podría haberla hecho recortando cartulinas y dando luego algún retoque posterior al conjunto con un pincel, pero lo cierto es que está toda hecha con Photoshop. En la actualidad es la herramienta que más uso, por pura comodidad, aunque estoy por volver al lápiz, que no necesita enchufes, y por dedicarme en el futuro al paisajismo, para poder tomar un poco el aire.

¿Por qué has utilizado precisamente esos materiales y esa técnica para ilustrar ese relato?

Supongo que porque las nuevas tecnologías vienen de serie con un Comando-Z que se nos ha hecho tan imprescindible en el trabajo que hasta nos parece indignante que no tenga su homólogo en nuestra vida cotidiana.

La edición original del relato que has escogido tiene ilustraciones (láminas, grabados, etc.). ¿Te has inspirado en ellos?

No. Era una edición de la Biblioteca Básica Salvat-Colección RTV, con la portada minimalista aquella del rectángulo butano sobre fondo blanco.

En cualquier caso, ¿crees que el lector vería el relato de otra forma con tus ilustraciones? ¿En qué sentido?

Supongo que, si para algo sirve una ilustración, es para eso, ¿no? Como ya sabemos cuantos gustamos dibujar y ver los dibujos de otros, cada cual dibuja distinto al resto, y ello se debe a que cada cual ve las cosas a su modo y manera. De lo cual se deduce que las cosas no son únicamente como a uno le parece. De servir para algo, pues, esa sería, creo yo, la particular aportación al mundo de cualquier ilustración, incluida la mía. La de hacernos ver que la realidad, sin dejar por ello de ser lo que es, puede contarse o interpretarse desde muy distintos ángulos. Y cuanto más insospechados, mejor.

¿Hay algo que quieras añadir?

Sí. Bueno no. Me conformo con eso.

Bocetos:

Anuncios

Acerca de aventuradepapel

APIV - Associació Professional d'Il·lustradors de València
Esta entrada fue publicada en il·lustració, ilustración y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s