María Herreros

Nombre: María Herreros

Mariaherrerosilustracion@gmail.comhttp://despotismo–ilustrado.blogspot.com

Título y autor del libro: Mary Poppins, de Pamela Lyndon Travers.

Fragmento ilustrado:

Si quieren encontrar la Calle del Cerezo, basta con que pregunten al policía que encontrarán en la esquina. Él se pondrá el casco, ligeramente de lado, se rascará la cabeza pensativamente y entonces señalará con el dedo enfundado en un gran guante blanco y les dirá: “Gire a la derecha, la segunda a la izquierda, después a la derecha otra vez y ya ha llegado. Buenos días”

Y, seguramente si sigues sus instrucciones al pie de la letra, te encontrarás allí mismo en medio de la Calle del Cerezo, donde las casas recorren un lado y el Parque el otro, mientras los cerezos se balancean en el medio.

Si buscan el Número Diecisiete -y seguramente lo hacen, ya que este libro trata en particular sobre esa casa- lo encontrarán muy pronto. Para empezar, es la casa más pequeña de toda la calle. Y para continuar, es la única casa de la calle a la que le hace falta una buena mano de pintura. Pero el Señor Banks, su dueño, le dijo a la Señora Banks que podría elegir entre una casa bonita, elegante e impecable o bien tener cuatro niños. Pero no ambas cosas, porque no podía pagarlas.

Después de darle vueltas al asunto, la Señora Banks llegó a la conclusión de que prefería tener a Jane, que era la mayor, Michael, que vino después, y John y Barbara que eran gemelos y llegaron más tarde. Así que estaba decidido, y así fue como la familia Banks acabó viviendo en el Número Diecisiete, con la Señora Brill que les hacía la comida, y Ellen que servía la mesa, y Robert que se ocupaba de cortar el cesped, sacar brillo a la vajilla y a los zapatos y, según decía siempre el Señor Banks, “perder el tiempo y mi dinero”.

ENTREVISTA:

¿Por qué escogiste ese libro para tu ilustración y ese pasaje en particular?

Lo escogí por ser un libro que poca gente reconoce como libro de aventura (de hecho, es una saga de cuatro libros que recogen las aventuras de la niñera), por la gran influencia de la película de la factoría Disney. Así pues representaba un reto apartar también estilísticamente mi ilustración de la imagen que todo tenemos de la interpetación cinematográfica.

¿Cuándo leíste el libro? ¿Qué sensación guardas de esa primera lectura?

Leí los libros de la saga de Mary Poppins hace pocos años, ya de adulta y la sensación que me causó fue de sorpresa (agradable) por la gran diferencia que guardan con la película. Para empezar, carecen del discurso moralista que, obviamente, le infiere Disney, y además se aleja bastante de la estética tan amable y de musical. De hecho, la autora Pamela Lyndon Travers, le negó a Disney los derechos de las otras tres novelas de la saga, que estos querían realizar, por este motivo. No quería que fuera un formato de musical ni añadir dibujos animados. Además la filosofia de Travers era bastante adelantada para la época y tenía un discurso un tanto feminista, un toque que la factoría Disney ridiculizó, satirizando la figura de la madre de los niños, que era una activista del voto femenino.

¿Tuviste clara la imagen desde un principio o fue un proceso de definición, de concreción, de la imagen final?

Desde el principio sabía que quería darle una estética retro y de la época, pues el recuerdo colectivo de la imagen que todos tenemos de Mary Poppins chocaría demasiado con una estética muy actual. De lo que sí queria alejarme era de la estética Disney.

¿De qué elementos esenciales partiste, qué es lo que tenías claro que debía aparecer; cuál es el centro de la ilustración, en definitiva?

Obviamente el centro de mi ilustración es la carismática protagonista, estando presentes el resto de personajes, de forma jerárquica.

Cuéntanos cómo has ido elaborando la ilustración. ¿Has hecho uno o varios bocetos?

El proceso fue releer el libro, el primero de la saga, e ir realizando apuntes rápidos en un cuaderno de esbozo. Tras eso, realicé un boceto en el que decidí la composición y seguidamente, con el esquema claro, realicé el definitivo.

¿Has añadido o eliminando elementos a medida que ibas definiendo la composición? ¿Crees que ha sido un acierto? ¿Por qué?

En los apuntes rápidos que realicé a medida que leía, esbocé casi todos los personajes, sólo por el hecho de verlos dibujados para saber cuales funcionaban mejor, así que en el primer boceto ya tenía decididos cuales iban a aparecer. Sí que reduje a sólo uno la presencia de deshollinadores por motivos de composición.

¿Has llegado en algún momento a cambiar radicalmente el planteamiento, has llegado incluso a desechar todo lo hecho y partir de cero con otro dibujo? ¿Por qué?

No, y creo que fue gracias a los apuntes y a la labor de investigación previa que hice sobre las ilustraciones que se habían utilizado en versiones impresas de las novelas originales y de interpretaciones Disney, para saber lo que quería y lo que no.

¿Cómo definirías tu dibujo en relación al relato que has ilustrado?

En relación al relato lo definiría como una composición, un compendio de los personajes más carismáticos de la historia, con imagen dinámica y alegre, que guarde relación con el espíritu del libro. Está pensado como portada, no como ilustración interior.

¿Qué técnica has utilizado? ¿Es la que usas habitualmente? ¿Utilizas otras?

He utilizado gouache y lápiz de color, así como algún retoque digital. Es la técnica que suelo utilizar para ilustración infantil, además de la acuarela. Sin embargo, cuando hago ilustración más personal o adulta utilizo más lápiz o tinta, y tiendo más al blanco y negro con toques de color más discretos.

¿Por qué has utilizado precisamente esos materiales y esa técnica para ilustrar ese relato?

He utilizado esa técnica porque es la que mejor se adapta a mi estilo a la hora de ilustrar con estética infantil/juvenil.

La edición original del relato que has escogido tiene ilustraciones (láminas, grabados, etc.). ¿Te has inspirado en ellos?

Las ilustraciones de la primera edición son de Marie Shepard (como nota curiosa, su padre, también ilustrador, y primera opción de Travers para crear la imagen de Mary, creó el dibujo de Winnie the Poo) y tienen el estilo exquisito de las ilustraciones inglesas de la época (primera edición en 1934). No he intentado seguir el mismo estilo que las originales porque son estupendas y difícilmente mejorables, así que decidí interpretarlo libremente a mi manera. Recomiendo que la gente intente echar un vistazo a la edición original.

En cualquier caso, ¿crees que el lector vería el relato de otra forma con tus ilustraciones? ¿En qué sentido?

Creo que mi ilustración no hace ver el relato de otra manera. No he incidido demasiado en salir de la imagen que la gente tiene de Mary Poppins, sólo de la imagen Disney.

¿Hay algo que quieras añadir?

Me gustaría añadir que la inciativa de APIV de organizar una exposición de ilustración de libros de aventura me parece todo un acierto y que estoy encantada de exponer junto a estos magnificos profesionales.

Anuncios

Acerca de aventuradepapel

APIV - Associació Professional d'Il·lustradors de València
Esta entrada fue publicada en APIV, il·lustració, ilustración y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s