Elías Taño

Nombre (o pseudónimo): Elías Taño

hola@eliastano.eswww.eliastaño.es

Título y autor del libro: El Libro de las Tierras Vírgenes. Toomai de los elefantes, de Rudyard Kipling

Fragmento ilustrado.

-¡Ah! -dijo a media voz y dando diente con diente-. Todos los elefantes se han echado fuera esta noche. Esto es, pues, el baile.

(…)

Después bramó un elefante y todos lo imitaron durante cinco o diez terribles segundos. El rocío cayó desde los árboles como lluvia sobre las invisibles espaldas, y empezó a escucharse un ruido sordo, muy bajo al principio, y Toomai el chico no adivinaba de dónde provenía o qué signi caba; pero fue creciendo y creciendo, y Kala Nag levantó una pata delantera y luego la otra y las dejó caer en el suelo -¡una, dos! ¡una, dos!-, con tal fuerza, como si fuesen grandes martillos de herrería. Ahora los elefantes pateaban todos a la vez, y aquello resonaba como tambor de guerra que alguien tocara a la boca de una caverna.

ENTREVISTA:

¿Por qué escogiste ese libro para tu ilustración y ese pasaje en particular?

Por la música y el baile de los elefantes, el ritmo de este pasaje es brutal y arrítmico, frenético.

¿Cuándo leíste el libro? ¿Qué sensación guardas de esa primera lectura?

No recuerdo. Tenía en la memoria el estruendoso baile de los elefantes como una secuencia cinematográfica de Kubrick.

¿Tuviste clara la imagen desde un principio o fue un proceso de definición, de concreción, de la imagen final?

Desde el principio tuve claro que la parte que más me interesaba del relato era la ceremonia en la jungla, lo que no tenía tan claro es el punto de vista desde donde contarlo: los ojos de Toomai, los de Kala Nag (el elefante), la noche, una mirada furtiva desde la selva…

¿De qué elementos esenciales partiste, qué es lo que tenías claro que debía aparecer; cuál es el centro de la ilustración, en definitiva?

El ritual, la magia del encuentro entre las bestias. Principalmente partí del ritmo y el movimiento de los animales, mezclado con la imaginería hindú en la representación del elefante (colores, texturas, sabores…)

Cuéntanos cómo has ido elaborando la ilustración. ¿Has hecho uno o varios bocetos?

Simplificando la representación folclórica del elefante fui buscando unas formas que resultaran orgánicas y que, además, tuvieran un cierto ritmillo. Mil bocetos.

¿Has añadido o eliminando elementos a medida que ibas definiendo la composición? ¿Crees que ha sido un acierto? ¿Por qué?

La acción ocurre de noche, así que era una de las premisas que me planteé al principio; pero a medida que lo aplicaba, el color se iba haciendo más y más protagonista, y fui deshechando la oscuridad, pues emborronaba la imagen y cansaba a la vista. El acierto supongo que está en la síntesis de las formas y las texturas, y el saborcito a esa extraña mezcla de colores que existe en la India

¿Has llegado en algún momento a cambiar radicalmente el planteamiento, has llegado incluso a desechar todo lo hecho y partir de cero con otro dibujo? ¿Por qué?

Sí. Cuando el color estaba aplicado, con su noche y estrellas, apareció ante mi la imagen inicial, con los elefantes negros y grises, el fondo blanco y la austeridad del original… y de repente vi que aquello era lo que quería: el baile en su esencia. Esto fue porque al observarlo sin los colores y texturas la vista descansaba mejor. Habiendo dejado reposar el dibujo unas cuantas horitas la cosa volvió a tener el sentido que quería darle a través del color, y era bastante bailonga y divertida. Aunque sin pasarse.

¿Cómo definirías tu dibujo en relación al relato que has ilustrado?

Una humilde aportación a aquellos cuentos sencillos de Kipling, y que se deleita en una narración bastante musical de la marcha de los elefantes.

¿Qué técnica has utilizado? ¿Es la que usas habitualmente? ¿Utilizas otras?

Lápiz, tinta china y color por ordenador, que es lo habitual. Es en la que más cómodo me hallo. En ocasiones utilizo dibujos vectoriales, pero solo como ejercicio de esnobismo.

La edición original del relato que has escogido, ¿tiene ilustraciones?(láminas, grabados, etc.). ¿Te has inspirado en ellos?

Tiene un curioso grabado en tintas doradas que representa un extraño pájaro de la India, adornado con motivos  orales de la jungla. De ahí he rescatado el gusto por la estética de aquel país.

En cualquier caso, ¿crees que el lector vería el relato de otra forma con tus ilustraciones? ¿En qué sentido?

Me gustaría acompañar la música de las palabras, de la acción, con el movimiento y el color de las especias. Igual al lector le parece un disparate. Eso me encantaría.

¿Hay algo que quieras añadir?

Es un homenaje a Guybrush Threepwood, quien detestaba la estética de la India y sus jarrones.

Bocetos:

Anuncios

Acerca de aventuradepapel

APIV - Associació Professional d'Il·lustradors de València
Esta entrada fue publicada en il·lustració, ilustración y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s