José Luis Espuelas

Nombre: José Luis Espuelas

joseluis.espuelas@gmail.comjoseluisespuelas.blogspot.com

Título y autor del libro: El Sabueso de los Baskerville, de Sir Arthur Conan Doyle.

Fragmento ilustrado: (Cap.12 – Muerte en el páramo)

[…] Un débil gemido había llegado hasta nuestros oídos. ¡Y luego una vez más a nuestra izquierda! Por aquel lado una hilera de rocas terminaba en un farallón cortado a pico. Abajo, sobre las piedras, divisamos un objeto oscuro, de forma irregular. Al acercarnos corriendo la silueta imprecisa adquirió contornos definidos. Era un hombre caído boca abajo, con la cabeza doblada bajo el cuerpo en un ángulo horrible, los hombros curvados y el cuerpo encogido como si se dispusiera a dar una vuelta de campana. La postura era tan grotesca que tardó unos momentos en comprender que había muerto al exhalar aquel último gemido. Porque ya no nos llegaba ni un susurro, ni el más pequeño movimiento, de la figura en sombra sobre la que nos inclinábamos. Holmes lo tocó y enseguida retiró la mano con una exclamación de horror. El resplandor de un fósforo permitió ver que se había manchado los dedos de sangre, así como el espantoso charco que crecía lentamente y que brotaba del cráneo aplastado de la víctima. Y algo más que nos llenó de desesperación y de desánimo: ¡se trataba del cuerpo de Sir Henry Baskerville! […]

ENTREVISTA:

¿Por qué escogiste ese libro para tu ilustración y ese pasaje en particular?

Por ser uno de los personajes de ficción favoritos de mi infancia, así como uno de los libros que más me entusiasmó.

El pasaje por ser a mi parecer uno de los climax de la novela.

¿Cuándo leíste el libro? ¿Qué sensación guardas de esa primera lectura?

Pues mi primera lectura la hice en  mi infancia, no recuerdo exactamente la edad, alrededor de 6-8 años, grato recuerdo pero indefinido, cierto temor en la lectura, y mucho misterio.

En la lectura que hice antes de dibujar la ilustración la sensación no difirió mucho, no tanto terror, pero el misterio aún se conserva, en una lectura fácil y sumamente amena.

¿Tuviste clara la imagen desde un principio o fue un proceso de definición, de concreción, de la imagen final?

La imagen surgió en la relectura que hice del texto para ilustrarlo, fue la imagen que más clara tuve al leer el texto, pero durante el proceso de abocetado fue madurando y transformándose a la imagen final.

¿De qué elementos esenciales partiste, qué es lo que tenías claro que debía aparecer; cuál es el centro de la ilustración, en definitiva?

Principalmente una escena plural, de varios elementos a varios niveles de acción y lectura. El eje de ella, el asesinato, y de ahí el páramo, los detectives asombrados, las bestias acechantes, la niebla, la luna, etc.

Cuéntanos cómo has ido elaborando la ilustración. ¿Has hecho uno o varios bocetos?

Hice varios bocetos probando composición y corrigiendo su funcionamiento, así como otros tantos probando técnicas que me fueran más eficaces a lo que quería mostrar. La ilustración fue mutando, ampliando lecturas y significados, tanto añadiendo elementos como eliminando otros.

¿Has llegado en algún momento a cambiar radicalmente el planteamiento, has llegado incluso a desechar todo lo hecho y partir de cero con otro dibujo? ¿Por qué?

No, por tener muy claro el planteamiento general de la escena y su representación desde las lecturas del libro.

¿Cómo definirías tu dibujo en relación al relato que has ilustrado?

Sería como una relectura fresca intentando conservarla con aroma clásico, así como cálida y cercana como el carboncillo nos otorga.

¿Qué técnica has utilizado? ¿Es la que usas habitualmente? ¿Utilizas otras?

He utilizado técnica mixta, usando con más peso el carboncillo y lápices, para crear más atmósfera, misterio y cercanía al visionado. Es la base de todo mi trabajo pero no por ello la técnica final en que suele acabar.

La edición original del relato que has escogido, ¿tiene ilustraciones?(láminas, grabados, etc.). ¿Te has inspirado en ellos?

No. Simplemente la edición que leí era antigua, la que conservo de mi primera lectura infante, y lo que me inspiró de ella fue las páginas amarillentas, viejas, esa textura, esa atmósfera añadida que el papel de esta edición me otorgó al releerla.

En cualquier caso, ¿crees que el lector vería el relato de otra forma con tus ilustraciones? ¿En qué sentido?

Creo que lo vería más cercano a su época, muy distante de la del relato, de una manera se identificaría un poco más en esa época sin necesidad de cambiar la ambientación.

Bocetos:


Anuncios

Acerca de aventuradepapel

APIV - Associació Professional d'Il·lustradors de València
Esta entrada fue publicada en il·lustració, ilustración y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a José Luis Espuelas

  1. Por un error, durante varios días no se ha visto la imagen en esta entrada. Ya está solucionado. Mis disculpas a José Luis Espuelas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s